+3500 temas relacionados con administración y turismo .

Clasificación de la oferta turística

Para poder entender la oferta turística es necesario conocer su clasificación, misma que 
de manera general se divide en:

a) Primordial.- Son aquellos atractivos culturales (museos, edificios coloniales, teatros, 
artesanías, entre otros); naturales (playas, ríos, lagos, cascadas, montañas, flora, 
fauna, etc.) e históricos (zonas arqueológicas), que dan origen a los desplazamientos 
y que determinan la producción de los servicios. Este conjunto de atractivos constituye 
el patrimonio turístico de un país. 

b) Complementaria.- Son los organismos de turismo, dependencias de gobierno, 
establecimientos de servicios turísticos (hoteles, restaurantes, aeropuertos, 
autobuses, etc.) y obras de infraestructura (vías de comunicación, caminos, puentes, 
pistas de aterrizaje, puertos marítimos entre otros) dedicados al impulso y desarrollo 
de la actividad turística.

La oferta turística está integrada principalmente por cuatro elementos:



Estos elementos se encuentran en el mercado formando parte de los procesos de gestión desarrollados por empresarios o por instituciones públicas o privadas. Cada uno cumple una función específica en el sistema turístico.

Los atractivos turísticos representan el conjunto de elementos materiales y/o 
inmateriales susceptibles a ser transformados a un producto turístico, estos pueden ser de varios tipos; permanentes como los recursos naturales o culturales y temporales como fiestas religiosas, festivales, congresos, ferias o exposiciones, que atraen el interés de los turistas. 

Los atractivos turísticos están directamente relacionados con los recursos y el 
producto turístico, de ahí la importancia de su estudio.



Desde el punto de vista económico, la oferta turística está integrada por un conjunto de 
bienes y servicios que se ponen a disposición de un turista y que forman parte del 
producto turístico, pero estos no son el principal componente.

En las unidades anteriores se comentó que las motivaciones que impulsan a un turista a elegir un destino de viaje, han demostrado que no viaja con el fin de ir a dormir en un 
hotel, comer en un restaurante o transportarse en un autobús (aunque estos productos 
son los servicios básicos que se consumen u ocupan, durante su estancia en cualquier 
destino turístico), el turista adquiere estos servicios para sentirse cómodo en ese lugar, 
pero su verdadera motivación es disfrutar de los atractivos turísticos del lugar o de la 
realización de cierto tipo de actividades no lucrativas.

Es aquí en donde encontramos el producto turístico, el cual le permite al turista pasear, visitar lugares atractivos, hacer deporte y divertirse.

Un turista, al seleccionar un destino de viaje lo que busca es pasar una temporada 
disfrutando posiblemente del mar o de las montañas, practicando actividades 
relacionadas con el tipo de atractivos turísticos que se encuentren en la región. De ahí 
que, las campañas publicitarias deberían estar enfocadas a promocionar estos lugares y no únicamente a promover los servicios que ofertan los hoteles y de las líneas de 
transportación, como muchas empresas de marketing lo hacen




1 comentario:

  1. Gracias por la información! me sirvió de mucho ;)

    ResponderEliminar

- Abstente de comentarios ofensivos o con fines autopublicitarios.
- Sé concreto, no hagas comentarios demasiado largos.
- Apegate al tema en cuestión.
- No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando.
- Trata de Utilizar adecuadamente el español.
- Tu comentario se publicará inmediatamente pero será eliminado si no cumple estos requisitos

Tu opinión es la más importante! exprésate

Administraciòn de empresas, Desarrollo Comunitario y Turismo en México

3 temas al azar

Subscríbete al boletín de noticias

Agrega tu e-mail:

(recibirás un correo para confirmar y activar)